martes, 25 de noviembre de 2008

El otro ángulo del machismo

En el Día mundial para la eliminación de la violencia contra las mujeres es fácil preguntarse por qué se presta tanta atención al daño que sufren ellas y tan poca al que sufren ellos, como si los actos violentos en el marco de la pareja o de la familia fuesen el formato de agresión más importante que sufren los seres humanos.

Algunos medios llaman a eso que las feministas de género denominan "violencia de género" con el nombre de "violencia machista". En "Por ellas, para ellas... y de ellos" he realizado una revisión de los conceptos de machismo, hembrismo, masculinismo y feminismo que no voy a repetir aquí, pero sí que podemos analizar la concepción de machismo que se encuentra en Wikipedia.

Básicamente, consideran que el machismo es un conjunto de actitudes y prácticas sexistas vejatorias u ofensivas llevadas a cabo contra las mujeres, que se mantiene por leyes discriminatorias contra la mujer, diferencia de tratamiento en el caso del adulterio, educación machista para inculcar unos roles determinados, división sexista del trabajo o información/publicidad sexista.

Actualmente las leyes sitúan los derechos de la mujer un punto (o dos) por encima de los del hombre, se dictan leyes específicas para protegerlas de la violencia en el ámbito de la pareja sin su contrapartida masculina. En caso de adulterio, sea de quien sea, la custodia de los hijos se suele dar a la madre y con ella la mayor parte de todas las propiedades comunes de la pareja, la mayoría de las pensiones compensatorias se dan a mujeres y no a hombres, en las escuelas, con mayoría de docentes femeninas, se educa para una igualdad que encubre un trato más favorable hacia mujeres que hacia hombres, vemos a pocas mujeres en trabajos arriesgados físicamente, y no existen anuncios de televisión en los que se ponga en ridículo a a las mujeres pero sí a hombres. Además, cuando una mujer mata a su pareja se silencia, se le da poca relevancia mediática, o incluso a veces se justifica, mientras que cuando es un hombre quien lo hace es un caso de "violencia machista".

¿No deberíamos decir que vivimos en una sociedad hembrista?

¿Por qué será? Pues porque todo es
"Por ellas, para ellas... y de ellos". No podía ser de otra forma.

miércoles, 19 de noviembre de 2008

Los accidentes de tráfico también tienen género

El riesgo de morir en la carretera es tres veces mayor para los hombres

Madrid, 18 nov (EFE).- El riesgo de morir en accidentes de tráfico es tres veces mayor para los hombres que para las mujeres, según revela un estudio sobre los efectos y las amenazas que supone la siniestralidad en las carreteras para la salud de la población española, presentado hoy por la Fundación BBVA.

El estudio, que toma como referencia el periodo 1996-2004, destaca que el 77 por ciento de los fallecidos en la carretera eran hombres, para quienes los accidentes de tráfico suponen la principal causa de pérdida de años potenciales de vida, siendo la segunda para las mujeres, por detrás del cáncer de pecho.

Aunque en los hombres se aprecia un decrecimiento de la mortalidad en la carretera según aumenta su edad, en las mujeres se da un nuevo ascenso entre los 55 y los 84 años, cuando se registra un aumento de los fallecimientos de éstas en los nueve años estudiados.

Durante este periodo, en España se han perdido por accidentes mortales más de 1.830.000 años potenciales de vida, de los que más de 1.400.000 corresponden a hombres y 430.000 a mujeres, lo que, en términos comparativos, equivaldría a la desaparición de una provincia del tamaño de Soria o Teruel.

También la frecuencia de mortalidad es mayor para los hombres, pues muere uno por cada cinco lesionados graves, que para mujeres, ya que fallece una por cada siete heridas de gravedad.

Según el promedio de datos relativos al periodo 1996-2004, el riesgo de tener pérdidas de salud causadas por un accidente, sea mortal o no, equivalente a la pérdida de tres días de vida en "salud perfecta" para cada varón en España y de un día para cada mujer.

Una de las autoras del estudio, la catedrática de la Universidad de Alicante e investigadora del Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas Carmen Herrero, ha destacado la posibilidad de "evaluar en un futuro, con la misma metodología, otras causas de pérdida de salud, como el cáncer o los accidentes laborales".

Además, ha señalado que España se encuentra en "peor situación" que otros países de su entorno, como Reino Unido, Francia o Portugal en lo que respecta al porcentaje de fallecidos en accidente de tráfico.

"Ciertas causas de pérdida de salud no son evitables, pero los accidentes sí, por eso es importante estudiar los efectos y la eficacia de las medidas", ha concluido.


Y yo me pregunto: ¿Por qué no es esto una lacra? ¿Por qué no se toman medidas para reducir el impacto diferencial que los accidentes de tráfico tienen en el sexo masculino? ¿Será que hay vidas que tienen más importancia que otras?

No nos engañemos: Muchas de estas muertes tienen que ver con factores modificables, aunque los accidentes de tráfico son difíciles de evitar (porque de lo contrario no serían accidentes) se puede incidir en las causas ambientales que favorecen que ocurran, y que seguro que requieren medidas más creativas que endurecer los límites de velocidad o retirar puntos del carnet de conducir.

Sí, hay mucho dinero para estudios sobre violencia de género, y poco para reducir la mortalidad masculina en las carreteras. ¿Por qué será? Pues porque todo es
"Por ellas, para ellas... y de ellos". No podía ser de otra forma.

sábado, 15 de noviembre de 2008

Que parezca un accidente



¿Permitiría el fundamentalismo de género que se emitiese una película con el siguiente argumento?

¿Qué harías si sospechas que tu nuera está poniendo los cuernos a tu hija? Eso mismo se plantea Gregorio (José Luis García Pérez) cuando cree descubrir que Pilar (Carmen Maura) tiene un amante.

En ese momento, su plácida vida de viudo acomodado en la rutina da un giro de 180º. Gregorio decide tomar las riendas del asunto y poner punto y final a esta situación. Acabar con el problema de raiz se convierte en su única obsesión.

Animado por sus amigas decide arreglarlo contratando a Arturo (Federico Luppi), un señor que se ha encargado de hacerlos felices eliminando a sus molestas esposas. No hay escapatoria o Pilar o ella.


Pues no. No lo permitiría. A estas alturas los grupos feministas de género se habrían organizado y estarían pidiendo en todos los medios de comunicación la cabeza del director, productor, guionista, actores y todos los demás que hubiesen participado en semejante engendro. Pero, ¿qué ocurriría si la historia fuese a la inversa? Pues lo que está ocurriendo con la película "Que parezca un accidente": Aparece en todos los medios de comunicación como la gran película del cine español del año 2008.

El argumento de "Que parezca un accidente" es:

¿Qué harías si sospechas que tu yerno está poniendo los cuernos a tu hija? Eso mismo se plantea Pilar (Carmen Maura) cuando cree descubrir que Gregorio (José Luis García Pérez) tiene una amante.

En ese momento, su plácida vida de viuda acomodada en la rutina da un giro de 180º. Pilar decide tomar las riendas del asunto y poner punto y final a esta situación. Acabar con el problema de raiz se convierte en su única obsesión.

Animada por sus amigas decide arreglarlo contratando a Arturo (Federico Luppi), un señor que se ha encargado de hacerlas felices eliminando a sus molestos maridos. No hay escapatoria o Gregorio o ella.

Eso sí, no hay que dejar pistas.


¿Por qué será? Pues porque todo es
"Por ellas, para ellas... y de ellos". No podía ser de otra forma.

martes, 11 de noviembre de 2008

El Centro Reina Sofía para el estudio de la violencia

Es curioso. Crean un centro para el estudio de la violencia que sólo se ocupa de la que se ejerce contra niños, mujeres, personas mayores, minorías... y de estudiar a los agresores (que, por exclusión, deben ser hombres...)

En su página principal aparecen estudios sobre femicidios de pareja, estadísticas internacionales sobre femicidios y maltrato a personas mayores en España. Informan detalladamente sobre femicidios desde 2001 hasta la actualidad, supongo que será porque no hay masculinicidios en la historia ni reciente ni remota de nuestro país.

Es curioso que un Centro con esos medios y presupuesto no se haya molestado en indagar en la web del Ine, que nos informa de que en 2006 murieron por agresión (homicidio) 250 hombres y 126 mujeres, y se suicidaron 2512 hombres y 754 mujeres.

¿Por qué será? Pues porque todo es
"Por ellas, para ellas... y de ellos". No podía ser de otra forma.

El Centro Reina Sofía, denominación de la Fundación de la Comunidad Valenciana para el Estudio de la Violencia, es una institución que, bajo la Presidencia de Honor de S. M. la Reina Doña Sofía, se dedica desde 1997 al análisis de la agresión en sus distintas formas.

Para ello, realiza y fomenta proyectos de investigación, organiza encuentros científicos, edita libros y estudios, recopila documentos y publicaciones y analiza estadísticamente el fenómeno de la violencia.

Todas estas tareas las desarrolla en torno a:

– Las bases de la agresividad y de la violencia (biológicas, psicológicas y sociales)

– Las víctimas (niños, mujeres, personas mayores, minorías,…) y los agresores.

– Los escenarios o contextos en los que ocurre la violencia (guerra, familia, escuela, calles,…).

El objetivo final es disminuir la violencia, sensibilizar a la sociedad y apoyar a los profesionales a través del conocimiento de los factores que la propician.